Las várices son venas dilatadas que aparecen por deficiencias en la circulación. Normalmente la sangre viaja del corazón al resto del cuerpo por las arterias y regresa a él por medio de las venas mediante unas válvulas que facilitan el transporte de la sangre en la dirección correcta, cuando estas válvulas no funcionan bien, la sangre se estanca y provoca desde el enrojecimiento de pequeños vasos sanguíneos hasta un aspecto amoratado en venas de mayor calibre, a las pequeñas telarañitas rojas se les llama arañas vasculares o telangiectasias y a las de más calibre se les llama venas varicosas. Frecuentemente este padecimiento afecta las venas Safena Interna o Externa que nacen en el pie y recorren toda la pierna. El tratamiento indicado para este tipo de venas varicosas es quirúrgico y puede realizarse de forma tradicional (abierta) o con ayuda de equipo láser. La Safenectomía Abierta o Fleboextracción, se realiza mediante una incisión en la ingle y otra en el tobillo, por esta última se extrae la vena dañada. La Safenectomía Láser, se realiza introduciendo una fibra óptica por una incisión en el tobillo que viaja a través de la vena safena, por medio del calor emitido por el laser, la vena colapsa y el torrente sanguíneo es enviado a venas sanas. El tejido de la vena colapsada es absorbido por el cuerpo posteriormente. En Salutaris contamos con varias técnicas para lucir unas piernas sanas y angiólogos con amplia experiencia, contáctenos y con gusto agendaremos su cita de valoración.